Te presentamos nuestro sitio preferido: nuestra KITCHEN LAB

Cuando escuchas hablar de la kitchen lab y del chef que hay dentro de ella, puede que tu entrecejo se frunza y tu cabeza se llene de interrogantes. Pero tranquilo: no hay trajes especiales, ni máquinas mastodónticas o procesos extraños. Hay mucha investigación, innovación y trabajo, eso sí. En -ivoro tenemos la suerte de contar con ambos elementos: una kitchen lab donde las ideas se hacen realidad, y un gurú que ayuda a darles vida: Poli Amador.

 

«Lo que hacemos, sobre todo, es ayudar a las empresas a impulsar procesos de desarrollo e innovación en sus propuestas; hemos trabajado con startups pequeñitas y grandes multinacionales. Pero siempre aplicando procesos personalizados a la realidad y momento que vive cada una». Poli, que lleva más de 20 años dedicándose a la innovación entre fogones, conoce los entresijos del mercado y está al tanto de las demandas de los consumidores.

 

«Las empresas persiguen, sobre todo, llegar a su público. Y aunque pueden hacer multitud de cosas con su producto, nosotros les damos las claves para poder sacarle todo el partido, las claves para generar nuevas alternativas que no se les ocurrirían sin los procesos de innovación que aplicamos». Todo ello puesto en práctica en la ya mencionada Kitchen Lab, un espacio diseñado específicamente para la aplicación de:

 

  • Creación,
  • Co-creación
  • Prototipado
  • Testeo de productos de alimentación
  • Estrategias culinarias
  • Mejoras o cambios en productos actuales
  • Nuevos formatos
  • Ideación de nuevos productos
  • Research sobre la industria
  • Innovación en segmentos
  • Análisis y oportunidad
  • Desarrollo de contenidos

 

Un equipo multidisciplinar enfocado en la sostenibilidad y la salud

 

Desde el espacio de innovación de la Kitchen Lab, -ivoro también busca ayudar a las empresas a posicionarse en la sostenibilidad, desde los ingredientes que compran, hasta cómo los utilizan sin generar desperdicios, ideando recetas con baja huella de carbono. Y, para lograrlo, junto a Poli se cuenta con un equipo multidisciplinar que abarca todos los ámbitos necesarios del proceso: Julia Varela, Market Nutrionist y analista de tendencias, Carol Pinesa, Food Stylist y un equipo digital que ayuda a comunicar con storytelling y acciones digitales lo que se ha ideado en el lab.

 

«Queremos ayudar a dar un pasito más, ayudar a crear productos más saludables, más sostenibles. Intentar que los productos sean menos procesados. Apoyándonos en la investigación, las tendencias, la tecnología  y en el equipo que tenemos, por supuesto».

 

Esa pasión por el desarrollo y la innovación ha dado frutos como Mimic Seafood, una startup que crea alternativas veganas y vegetales a los productos del mar. «Realmente es una alternativa al pescado. Es un ingrediente más, pero vegetal. Ahora mismo es una alternativa al sushi, pero va a tener muchos más usos». Lo que para muchos suena a imposible (crear un sushi con sabor a atún a partir de tomates), a Poli le resulta cotidiano. Es lo que tiene querer alcanzar el futuro: sólo se consigue con progreso.

Leave a Reply

Your email address will not be published.