Helados made in Spain

Pink Albatross, el helado plant-based de Madrid

“Delicious & Unexpected”, así definen su helado los creadores de Pink Albatross, una startup que ofrece una alternativa plant-based, gluten free y sin aditivos para el consumidor español. Una charla con Pepe Biaggio, uno de sus fundadores, nos sirvió para conocer un poco más acerca de lo que hay detrás de este emprendimiento que empezó a funcionar el pasado mes de abril.

 

¿Cómo surgió Pink Albatross?

Surge de nuestra propia insatisfacción que luego validamos a través de análisis de mercado. Por un lado yo no encontraba postres que estuviesen ricos, tuviesen una lista de ingredientes limpia (entendible y reconocible) y que valiesen para mi hija, que tiene diversas restricciones alimentarias.  Y mi socio, Luke, quien es vegano desde hace más de 5 años, y estuvo viviendo en Nueva York, sufría lo mismo y vio la tendencia y avance que algunas marcas de helado con base vegetal estaban teniendo en Estados Unidos, aunque casi todas flojeaban por el lado de la textura.

Nos encontramos a través de un amigo en común hace ya un año y medio y luego de más de 600 pruebas empezamos la actividad comercial en abril de este año.

 

¿Qué le diferencia frente a otros helados plant-based?

Una potencia de sabor y textura cremosa conseguida con pocos ingredientes 100% vegetales.

Por un lado es la selección de los ingredientes cuidando su origen. Si un ingrediente no lo podemos dibujar o no es entendible fácilmente, no lo vamos a utilizar.

Esto hace que seleccionemos cada proveedor y entender cuál es su proceso de producción para proveernos de cada ingrediente.

 

Sabemos que están inmersos en Proveg, un programa de aceleración de startups en Berlín, ¿qué quieren conseguir y cómo está siendo la experiencia?

Tenemos 3 objetivos primordiales con Proveg:

  1. Validar todos los procesos que hemos seguido para definir el target, mercado y diseño de producto y marca. Por más que ambos ya tenemos varios años de experiencia, es bueno verificar que no se nos han olvidado pasos en el camino.
  2. Entender más rápido diferentes mercados (principalmente en Europa) y crear un network de distribuidores, minoristas, etc., en otros países
  3. Preparar y contactar con fondos de cara a levantar ronda entre finales de este año y comienzos del 2020.

No utilizamos ingredientes artificiales, ni colorantes, ni conservantes ni aquellos que han pasado por procesos en los que se vean involucrados solventes o aditivos.

Además están libres de gluten y son aptos para veganos.

 

¿Qué recepción han tenido por parte del consumidor? ¿Y de los inversores?

¡La respuesta por parte de los consumidores está siendo increíble! Sinceramente no nos creemos lo bien que se nos recibe y los bonitos mensajes que nos envían a través de las redes sociales o de nuestra web. A nosotros nos encanta evidenciarlo de primera mano en ferias como la Veggie World de Barcelona, donde acabamos de estar y hemos dado helado a unas 1500 personas.

 

¿Dónde pueden encontrarse sus helados? ¿Planean estar en grandes superficies?

De momento estamos en 14 restaurantes, alguna heladería/café y en 28 puntos de venta entre Madrid, Barcelona, Valladolid, Sevilla, Valencia y Málaga. Estamos en un supermercado online de Barcelona (Ulabox) y esperamos poder entrar en grandes superficies de cara a la temporada que viene. ¡Asimismo abriremos en breve nuestra propia tienda en Deliveroo si todo sigue bien!

 

Su propuesta es sostenible desde lo alimentario, ¿lo es también desde su packaging?

El packaging es un gran desafío. Todos los packagings tienen una capa de PLA, por lo que su reciclaje es complejo. Hemos analizado mucho la opción de usar embalajes compostables pero las fechas de caducidad que tienen (6 meses desde su fabricación por el proveedor) y las cantidades mínimas que piden (25.000 unidades), hacen inviable el poder ofrecerlos en esta etapa de la empresa. Es algo que tenemos en mente y nos gustaría acercarnos cada vez más pero por las circunstancias actuales y la tecnología disponible nos es imposible asumir.

 

Hemos visto que tienen un apartado en su web para que los usuarios elijan qué nuevo sabor les gustaría… ¿Apuestan por la co-creación con consumidores?

Sí, de momento los sabores que más piden son los típicos: leche merengada, maracuyá, té matcha, Nutella o la vainilla, y algún otro más creativo pero que tienen pocos votos.

Todos nuestros sabores antes de lanzarlos han pasado por paneles de cata hechos por usuarios de calle con una diversidad amplia que se relaciona con nuestro consumidor objetivo: el consumidor consciente. Lo llamamos así porque es un consumidor al que le preocupa la transparencia tanto de los ingredientes como del proceso de elaboración. Este consumidor suele tener hasta 3 razones para serlo, y siempre por lo menos una de éstas:

  • Apoya las causas ligadas a los derechos de los animales (aquí están principalmente los consumidores veganos aunque no sólo, también cada vez más vegetarianos y flexitarianos que en total ya son un 10% de la población de España según un estudio de Lantern),
  • Los que se preocupan por el medioambiente y la sostenibilidad como bien indicabas en tu pregunta anterior. 
  • Y por último, aquellos que lo hacen por cuestiones de salud ya sea por una intolerancia o alergia, o porque así se lo ha indicado un médico.

 

 ¿Tienen intenciones de abarcar algún segmento más allá de los helados?

Sí, nuestra intención es atacar todo el segmento de dulces y postres. Hay una enorme necesidad de productos bien trabajados, sabrosos y limpios tanto para los consumidores finales directamente como también para el cliente HORECA al que los postres suele presentar, en más de una ocasión, un problema y necesitan una solución ligada a su posicionamiento.

 

¿Hacia dónde creen que se dirige el futuro de la alimentación y cómo encuadran a Pink Albatross dentro de él?

Creemos que hay diversas fuerzas que están actuando ahora:

  • Por un lado la creciente importancia de una alimentación más vegetal. Ya se nota en los más jóvenes, principalmente en el género femenino.
  • Luego se deberían regular o modificar las políticas de subsidio a las granjas de animales. Los precios que tienen los productos de origen animal son extremadamente bajos. La carne, que antaño era un producto de consumo ocasional y festivo, se ha convertido en el pilar de la dieta y eso deriva del precio y de la facilidad de cocción.
  • Mayor consciencia de lo que se come. Disminuir o eliminar los alimentos ultraprocesados con ingredientes artificiales que nadie reconoce y que no se entiende de dónde vienen ni qué impacto pueden tener en nuestro cuerpo y en el de nuestros hijos. Hay que hacer comida de comida y no de fórmulas. Esto es contra los productos envasados y ultraprocesados que duran meses sin descomponerse. Otra cosa son las cocinas de vanguardia que “juegan” con ingredientes y reacciones químicas en un acto de magia hacia los sentidos y que nos encanta, ya que encuentran nuevas maneras de hacer, presentar y sorprender a los comensales.

 

En -ivoro nos encanta darle voz a proyectos cuya actividad contribuye a mejorar la oferta en la industria. Game Changer Projects que nos inspiran y dejan la huella positiva que buscamos para el planeta. Si tienes una iniciativa parecida y quieres que charlemos sobre ella, escríbenos a hablemos@ivoro.pro. ¡Queremos conocerte!

Leave a Reply

Your email address will not be published.

DESCUBRE
LAS 5 MEGATENDENCIAS
ALIMENTARIAS DEL 2020
DESCÁRGALO AQUÍ
He leído y acepto la política de privacidad
* Todos los campos son obligatorios.
Este ebook cuenta con 37 páginas.
COMPARTIR:
DESCUBRE
LAS 5 MEGATENDENCIAS
ALIMENTARIAS DEL 2020
DESCÁRGALO AQUÍ
He leído y acepto la política de privacidad
* Todos los campos son obligatorios.
Este ebook cuenta con 37 páginas.
COMPARTIR: