snack_saludable

Aperitivos con sólo 100 calorías, no es oro todo lo que reluce.

Con el eslogan de Aperitivos con “sólo 100 calorías siendo utilizado como reclamo constantemente deberíamos fijarnos bien de dónde proceden sus calorías. Sabiendo que sólo será un buen snack si el 40% son hidratos, el 30% proteínas y el 30% restante proviene de grasas saludables.

Estamos atrapados en la era healthy, y a partir de ahora casi toda nuestra elección respecto a alimentos SALUDABLES va a pasar por ser una casi obligación, sobre todo porque tendemos a quedarnos mentalmente tranquilos a la hora de elegir Snacks que aparentemente se presentan como “ sanos” pero que su poder calórico llega incluso a ser mayor que un alimento vegetal no tratado.

Estamos hablando sobre todo, de aquellos  snacks que aparentemente se presentan como libres de grasa o con pocas grasas y sin darnos cuenta son alimentos procesados con un porcentaje de grasas saturadas considerables. Otros aparecen como “sin/ libre de gluten y efectivamente no contienen trigo, avena, cebada o centeno, pero por el contrario están cargados de grasas o azúcares. Con lo cual aparentemente sería un snack saludable para un celíaco, pasando desapercibido el resto de ingredientes tan perjudiciales como sus triglicéridos cuyo perjuicio puede llegar a ser aún mayor.

Pero lo que más vende actualmente mundialmente es aquello de «apto para veganos». Y bajo la “exigencia” del veganismo, nos encontramos ante alimentos ultra o sobre procesados, donde sus nutrientes se han perdido por el exceso de tratamientos e incluso debido a su super-transformación en veggies podría llegar a perjudicar a nuestro organismo. Entonces, estamos hablando de aquellos aceites vegetales que son hidrogenados y por ende acaban generando ácidos TRANS – que suben nuestro nivel de colesterol- como pasa con las llamadas “margarinas” vendidas como “mantequillas sanas”.

Estamos ante la era de un puñado de impostores saludables, que conllevan demasiadas calorías, sodio y edulcorantes, he aquí algunos ejemplos:

Barritas energéticas: Llevan grandes cantidades de azúcares (fructosa), grasas saturadas e ingredientes sintéticos.

Muesli: El tostado de la mayoría de las variedades ofrecidas contienen grasas trans y azúcares (ambos conocidos por aumentar el riesgo cardiovascular).

Mezcla de frutos secos: A veces su contenido en sal y azúcares añadidos para mejorar el sabor es excesivo, esto produce además un aumento de calorías que ya de por sí son demasiado calóricos.

Chips de verduras y frutas: En general son una fuente rica de vitamina A y C, calcio y hierro, disminuyen el hambre pero hay que ver el total de su contenido calórico y grasa ya que muchas veces van fritos y es ese mismo aceite es lo que los convierte en no tan saludables.

Yogur: La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha señalado que estos aperitivos contienen un alto porcentaje de azúcares y grasas saturadas en comparación con un yogur normal, y con pocas bacterias lácteas que añadido al uso de los llamados toppings (galletas, dulces, chips de chocolate..etc) podemos suponer un aumento considerable de sus calorías.

Batidos o Smoothies: No llevan fruta como tal si no una parte en forma de zumo, que finalmente añade calorías sin aportar fibra. El resto de sus ingredientes añadidos (cremas, azúcares o grasas) para su fabricación, contribuyen también al aumento calórico.

Tortas de arroz: Debido al proceso productivo que llevan son generalmente ricas en sal y en grasas saturadas.

En definitiva, cualquiera de los aperitivos mencionados se debería de ingerir en pocas cantidades y siempre tratar de comer alimentos sin procesar como la fruta de temporada. Así dependiendo del snack que elijas, obtendrás un mayor número de antioxidantes, proteínas y fibra.

Leave a Reply

Your email address will not be published.