Transformación digital de legumbres Luengo

Una de las claves para entender el marketing de alimentación de hoy es tener presente que la marca no es lo que vendemos, sino lo que los consumidores hacen de ella. Esta dimensión tan personal cobra más fuerza que nunca en internet, donde las marcas y sus consumidores pueden relacionarse de tú a tú, formando parte de una misma historia que se construye con lo que aportan ambas partes. La pregunta es ¿está tu marca contando su parte de la historia? En el caso de Luengo, la respuesta es: ahora, sí. Hace apenas un año, la marca líder en su sector se encontraba en el mundo digital como un elefante en una cacharrería. Se sentían extranjeros, marcados por el prejuicio de que internet es joven y las legumbres no. Sólo un año después y un precioso proyecto de colaboración después, la situación ha dado tres vuelcos, como el cocido canónico:

  • A nivel de posicionamiento hemos dado su sitio a la marca en internet: un nuevo sitio web mucho más rico y apetecible, más estético y cuidado, más amigable. Lleno de recetas acordes con las expectativas de nuestros consumidores y que invita a repetir una y mil veces. Una presencia muy cuidada y activa en redes sociales con contenidos interesantes y actualizados, que además se ha convertido en el laboratorio donde captar y probar nuevas ideas de productos, de consumo y de contenidos. Gracias a los contenidos y el tono adecuados hemos rejuvenecido la marca, conectando con el público que no sólo “consume marca”, sino que también comparte y recomienda.

 

  • A nivel de empresa hemos conseguido potenciar el espíritu innovador de la marca, que estaba latente y necesitaba encontrar su mojo en internet. Escuchando a los consumidores y entendiendo qué quieren hemos sintonizado cada vez mejor con el público, atrayendo a segmentos como vegetarianos y veganos. Además hemos posibilitado el lanzamiento de nuevos productos, pero sobre todo hemos convertido a Luengo en protagonista y líder de una nueva manera de entender las legumbres, no como “plato” sino como “alimento”. Un punto de partida que va a seguir dando que hablar.

 

  • A nivel de resultados, hemos superado todas las expectativas: un espectacular crecimiento de la comunidad digital y del engagement de los consumidores es la parte más visible. Pero la más valiosa es una relación mucho más estrecha y cercana con los consumidores, que nos está proporcionando información valiosísima para seguir reinventando la marca.

Lo más importante que el proyecto de Legumbres Luengo nos ha demostrado es que el verdadero valor de lo digital es la oportunidad de empezar a ser lo que queremos ser, o incluso de llegar hasta donde nunca imaginamos. Sólo hace falta apostar por ello y contar con el respaldo de un buen equipo de especialistas. Si te animas, conocemos a uno estupendo ????